Inteligencia Artificial (IA): Un poco de magia detrás de la Navidad

0
69

¿Sabías que detrás de mantener la magia de la Navidad de tus hijos o nietos, y hacer realidad tus sueños como adulto se encuentra la Inteligencia Artificial? La IA se ha infiltrado en nuestras vidas y celebraciones de principio a fin. El Viejito Pascuero, Santa Claus, Papa Noel o como acostumbremos a llamarlo, junto a sus pequeños ayudantes hoy se encuentran dotados de alta tecnología para cumplir con su labor. Desde encontrar el regalo perfecto, diseñar una tarjeta de saludo y felicitaciones por las festividades, componer una canción navideña (aunque esta no termine siendo un clásico navideño), e incluso ayudarte a preparar la cena de navidad. Las empresas fabricantes de regalos, también reciben la ayuda de la IA en Navidad, dado que esta ofrece capacidad predictiva de la demanda de productos, permite estimar la logística necesaria para el almacenamiento y la distribución de regalos por los renos (esto por si hay niños leyendo) e incluso, adelantarse a las devoluciones. Lo que facilita tener a los equipos de atención al cliente debidamente preparados. Además, optimizando estos procesos de devolución se logra una empresa más verde, dado que el tráfico asociado a estos acarrea una elevada cantidad de emisiones de CO2.

Pero centrándonos en los regalos, la IA hoy impulsa las experiencias de compra en línea de los ayudantes del Viejito Pascuero. En el pasado, los pequeños ayudantes expertos en el manejo del computador y la red investigaban exhaustivamente y comparaban precios en línea, otra gran mayoría todavía iba a las tiendas a hacer sus compras. Empujados en parte por la pandemia de Covid-19, la balanza se ha inclinado hacia las compras en línea. Son entonces los algoritmos de inteligencia artificial los que ayudan a que las experiencias de compra en la red sean más personales. La IA llega a conocer tus preferencias y comportamientos para proporcionar recomendaciones ajustadas a tus deseos y ahorrarte el tiempo de seleccionar miles de resultados de productos para encontrar justo lo que estás buscando. Esta tecnología de inteligencia artificial se está volviendo tan buena que sabe lo que quieres, y puede sugerir productos complementarios, incluso mejor que tú. Ya son muchas las tiendas en el mundo que solicitan a sus clientes completar un perfil de estilo y los estilistas personales, guiados en gran medida por algoritmos, seleccionan los artículos que el cliente probablemente disfrutará. Los algoritmos se vuelven cada vez más inteligentes en función de los comentarios continuos del cliente, incluso cuando devuelven un artículo porque no les gusta. Estos algoritmos pueden ayudar a agilizar nuestra experiencia de compra para reducir la cantidad de opciones que tenemos. Entre otras opciones, cada vez es más popular, que los compradores prefieran usar asistentes habilitados para búsqueda por voz para compra, en un dialogo directo con Alexa de Amazon, Google Assistant, Siri de Apple, Cortana de Microsoft y Bixby de Samsung entre otros. Las páginas web también cuentan con chat bots y es probable que no podamos determinar en el futuro si estamos chateando con un ser humano o un algoritmo de este tipo, ya que intervienen para guiar nuestras compras y manejar preguntas sobre pedidos, que históricamente han requerido que los minoristas contraten personal de temporada para las fiestas. The North Face es un buen ejemplo, actualmente ofrece interacción directa con el sistema y los clientes compatibles con Watson de IBM, para ayudar a determinar qué artículo es el mejor para las necesidades de los clientes. Los chat bots también se utilizan para responder consultas o preguntas frecuentes que pueden atascar al personal humano de servicio al cliente y tienen la capacidad de canalizar a los clientes que requieren intervención humana hacia un humano.

A pesar de su papel en la planificación festiva, muchos de nosotros no estamos tan convencidos de la confiabilidad de la IA y aún hay espacio a la discusión sobre como la tecnología y como su uso
responde a cuestionamientos de corte ético. Stephen Hawking reiteró su seria preocupación sobre la Inteligencia artificial en su último libro titulado ‘Respuestas breves a las grandes preguntas’, señalando que “la IA será lo mejor que nos haya pasado o será lo peor. Si no tenemos cuidado, muy bien puede ser lo último”.

Expresando preocupaciones similares alrededor de la década de 1950, Alan Turing, considerado uno de los padres de la ciencia de la computación y precursor de la informática moderna sugirió que pronto surgiría una IA de nivel sobrehumano ya que “no habría duda de que las máquinas murieran, y podrían conversar entre sí para agudizar su ingenio”. Incluso si pudiéramos defendernos de la inteligencia hostil” apagando la energía en momentos estratégicos, deberíamos, como especie, sentirnos muy honrados “, escribió Turing.

Por ahora, podemos decir que la IA bien administrada puede brindarnos una oportunidad de quitar algunas tareas mundanas de las manos y liberar lo más valioso que tenemos, el tiempo, para concentrarnos en cosas más importantes, como brindar momentos de calidad a nuestra familia esta Navidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here