Construyamos juntos una obra maestra.

0
44

Encerrado por ahí en una mente que no sabe y no tiene idea, hay una obra maestra guardada en una veta que está a punto de descubrirse a punto de formarse a punto de ser creada. Para que esa obra, aquella genialidad salga a la luz tienen que pasar un par de cosas, algunas cuantas, la primera de ellas y quizás las más relevantes es crear una serie de condiciones que permita hacer brotar de una mente aquella obra y en aquello nos referimos a la familia, la sociedad, el colegio y los etcéteras que se suman a esto. Y sí, es cierto, el contexto en el cual nos desenvolvemos es en muchos, lamentablemente, determinante. Pero por suerte, la idea del destino es solo una quimera, no hay nadie que no pueda escapar de lo que supuestamente es inevitable. Por algo, existe la libertad y aquella palabra nos da fuerza cuando no tenemos nada que perder porque ya lo hemos extraviado todo.

Aquella libertad, curiosamente nos obliga a nosotros que hemos escogido la pedagogía como nuestra trinchera para cambiar el mundo, en busca del bien común, a buscar nuevas soluciones a problemas que impidan generar aquellas condiciones para que brote fértil esa idea transformadora.

Aquella cura para los males del mundo, aquella nueva teoría económica que nos permitirá crecer en equidad, aquella nueva industria sin explorar que nos depara el futuro. Nosotros no volamos, pero damos el impulso. No somos el incendio arrasador que cambia todo, pero llevamos la flama en nuestros ojos y por eso hemos decidido aportar a crear aquellas condiciones que permitirán sacar de esa mente que no sabe y no tiene idea, una obra maestra.

Es esa la misión de Fundación Telos, ese es el espíritu del pre universitario transversal. Generar un espacio donde la oportunidad de llegar a la educación superior se multiplique y se potencie con la comunidad educativa con la cual trabajamos. Apoyando a dar el último empujón en esta carrera de largo aliento que es la escolaridad, con talleres de habilidades y orientación vocacional para nuestros estudiantes, así como, atención psicológica para ellos. Además de un equipo de profesores comprometidos en su labor.

Como fundación, queremos aportar a nuestra región de Coquimbo, con iniciativas que permitan cooperar con comunidades educativas integrando habilidades del siglo XXI para trabajar colaborativamente en búsqueda de optimizar procesos educativos. Sabemos que el fin último son nuestros jóvenes, estamos conscientes de la labor del profesorado por apoyar emocionalmente a sus necesidades, así como académicamente, en esta dualidad que permite llevar procesos pedagógicos con éxito. Y formar personas integras en valores y actitudes que promuevan el bienestar de la sociedad en general.

Educar es una labor repleta de amor, esperanza y la fabrica donde se forja el futuro, es preciso que cooperemos para que nuestro país alcance los grados de desarrollo que todos deseamos y afianzar los lazos de un pasado exitoso, un presente conciliador y porvenir repleto de crecimiento para todos los actores de la sociedad que juntos estamos construyendo.

La meta es grande, el trabajo es arduo, pero claudicar no es una opción. Solo el trabajo constante y la disciplina abnegada nos lleva al éxito y quien sabe, tal vez apoyemos a quien tiene una obra maestra en su mente y aun no lo sabe. Ser el paso que abra el sendero por donde se construyan nuevos caminos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here