Fondos de pensiones, ¿realmente soy dueño de los ahorros previsionales?

0
208

Desde la creación de las AFP su eslogan más potente y repetido es “los ahorros son de los trabajadores” una creativa forma de diferenciarse del anterior sistema de reparto en el que los trabajadores aportaban a un fondocomún que financiaba las pensiones de vejez. ¿Cómo el Sistema de AFPs materializa este eslogan? creando una cuenta de capitalización individual en la cual se depositan los descuentos previsionales que mes a mes nuestro empleador retiene y paga en la AFP.

Pero ¿es cierto que son míos? Veamos primero su origen, el dinero de las cotizaciones es parte de su sueldo, vea cualquier liquidación de sueldo y verá que tiene un sueldo “imponible” el que es mayor a su sueldo líquido, este sueldo imponible es de su propiedad, y un porcentaje de él se destina al pago de sus cotizaciones previsionales, por lo tanto el dinero que se va a la AFP es suyo, no del empleador, no del Estado, es parte de su sueldo que por ley debe destinarlo al financiamiento de su propia pensión. Es incorrecto decir que el empleador paga las cotizaciones, pues

solo actúa como un recaudador de ese dinero que está obligado a enterarlo (depositarlo) en la AFP, sino lo hace comete un incumplimiento previsional que incluso puede ser perseguido penalmente como autor del delito de apropiación indebida. Pero si el dinero que tengo en la AFP es mío, porqué no puedo disponer libremente de él, porqué no puedo retirarlo, prestármelo, traspasarlo a otra cuenta, utilizarlo para cubrir una enfermedad catastrófica, o hacer lo que quiera como lo puedo hacerlo con otros bienes de mi propiedad, la respuesta es simple, porque legalmente los fondos constituyen un patrimonio con un fin específico, financiar mi pensión, por eso el eslogan es falso, los ahorros no son de mi propiedad como pensábamos, poseemos una especie de propiedad sobre ellos, garantizada constitucionalmente, pero no tenemos todas las facultades propias del dominio, no podemos disponer libremente de ellos, porque tienen un fin específico regulado constitucionalmente. Si fuesen propios con libre disposición de ellos, no deberíamos esperar que el Congreso apruebe los retiros. Esta es la razón por el

cual las AFP tienen tan baja aceptación en la población, utilizan unos dineros que no son de ellos para invertirlos en empresas y fondos de inversiones y generan miles de millones de pesos de utilidades para sus controladores, sin embargo no generan pensiones dignas para los trabajadores y nos hacen creer que la cotización individual (ahorro individual) es la única forma que existe para garantizar buenas pensiones, omitiendo que el sistema de pensiones chileno es criticado duramente en casi todos los países desarrollados, especialmente en los países que componen la OCDE.

Maykel Jorquera Tapia

Abogado Consultoreslex

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here