Mujer, Educación Y Trabajo

0
43

A lo largo del tiempo, las mujeres han sido víctimas de las diferencias de género en todos los ámbitos labores, incluso en las mismas carreras universitarias. Un hombre estudiando párvulos o una mujer en una carrera de ingeniería mecánica o eléctrica podrían llamar la atención. Esto ya que, si bien en la actualidad hay un número similar de hombres y mujeres en la educación superior, existen áreas de conocimiento y carreras específicas que siguen siendo predominantes de uno de los dos géneros. De acuerdo a los datos del Consejo Nacional de Educación (CNED), los hombres predominan en el área de tecnología donde se incluyen las ingenierías y las ciencias. Mientras que las mujeres son mayoría en las carreras de salud, educación y ciencias sociales.

Una de las consecuencias de esta distribución son las grandes diferencias en los sueldos que después reciben en la vida laboral. La brecha salarial se produce en los niveles administrativos y medio, las mujeres perciben un sueldo bruto promedio 9% menor que los hombres en los mismos cargos. En tanto, a nivel de directivos la brecha es de un 10%. Según un Reporte de Indicadores de Género de las Empresas en Chile del Ministerio de la Mujer, sólo un 20% de los puestos de las gerencias de primera línea son ocupados por mujeres. Con el tiempo, las mujeres han ido tomando rumbo y valentía, concretando y posicionándose en un mercado liderado por la mayoría, hombres. Las mujeres por si solas, por su trabajo y capacidades han demostrado que cumplen un papel fundamental en sus empleos, sobre todo en oficios realizados sólo por hombres, el atreverse a marcar la diferencia ha hecho que la brecha existente se vea un poco disminuida, superar estas brechas es un cambio transformacional dentro de las empresas públicas o privadas, desde un cambio de paradigmas en la educación hasta un adaptativo de las organizaciones, es importante promover la conciliación de la vida personal, familiar y profesional con políticas que incentiven que tanto hombres como mujeres son capaces de asumir responsabilidades familiares. Y se vuelve tema urgente, frenar la segregación profesional, eliminar la discriminación de género y concretar la igualdad salarial entre mujeres y hombres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here