LA DIFÍCIL REACTIVACIÓN ECONÓMICA DE CHILE PARA EL 2021

0
117

Javier Godoy, Ingeniero Comercial.

Como la economía chilena se estuvo recuperando a 6,12%, promedio mensual, desde septiembre 2020 a diciembre, varios se han formado expectativas positivas de que se logre una alta tasa de crecimiento del PIB en 2021, pero
la tasa negativa del IMACEC de enero 2021 (-3,1%), significa tener una tasa de recuperación más lenta, de un 1,12% promedio mensual, entre septiembre 2020 y enero 2021, perdiéndose fuerza en la reactivación. Además, por los controles sanitarios implementados en febrero y marzo, lo más probable es que en el primer trimestre de este año tengamos un IMACEC entre -1,0% y -2,0% y que la recuperación final para el año, esté alrededor de 4,5% – 4,8%, por las dificultades de conseguir un adecuado balance entre vacunación (y su efecto “rebaño”) y el control del estado sanitario de la población, para conseguir la reactivación de la economía.

Recesión de la economía chilena en 2019 y 2020
Analizando el período que comprende 16 meses (octubre 2019 a enero 2021), los datos muestran que la actividad productiva en Chile venía creciendo lentamente, entre enero y septiembre de 2019, a 2,26% promedio mensual y cayó a tasas negativas en octubre y noviembre (-3,4% y -4,0%, respectivamente), con las manifestaciones sociales iniciadas con fuerza el 18 de octubre de 2019, en donde, los manifestantes interrumpieron el transporte público, dañaron la infraestructura privada y pública y, mermaron la actividad normal del sistema productivo. Por su parte el gobierno aumenta el gasto fiscal para apoyar al sector productivo empresarial y entregar ayudas a los trabajadores afectados en sus empleos. El IMACEC toma una senda de crecimiento progresivo en los meses de diciembre de 2019 y enero y febrero de 2020.

Pero, la llegada de la pandemia en marzo vuelve a golpear con fuerza la economía, haciendo caer el IMACEC a partir de marzo de 2020, mostrando variaciones interanuales negativas hasta el mes de noviembre, alcanzando sus peores registros en los meses que comprenden el segundo trimestre del año (abril, mayo, junio). A diferencia del estallido social que es un shock interno, la pandemia es un shock mundial. En junio de 2020 el Estado, genera finalmente un acuerdo político (entre gobierno y mayoría del parlamento) para desarrollar un plan de gasto fiscal de 12 mil millones de dólares (por 24 meses) destinados a entregar recursos fiscales para proteger a la población más vulnerable de los
efectos negativos de la pandemia sobre sus ingresos y para financiar iniciativas reactivadoras de la economía, lo que
se pensaba se podría llevar a cabo en 2021. Pero, este año aún se está en pandemia y con cuarentenas que inhiben
la actividad productiva, situación que se sabe simultáneamente dificulta la expansión económica.

Perspectivas económicas para 2021
El Banco Central hacía un balance positivo de la economía, en el sentido, de que la economía se estaba ajustando a las medidas sanitarias y el IMACEC se estaba igualando a sus niveles prepandemia. A diciembre de 2020 la economía chilena había recuperado 1/3 del empleo perdido en pandemia con perspectivas positivas hacia el futuro, ya que, el banco Central estima que la inversión en 2021 aumente un 7,3%, tras caer 11% en 2020. Al mismo tiempo, la recuperación también se prevé para nuestros socios comerciales, el banco estima, con alto optimismo, que estos crecerán 4,9% en 2021 y la economía chilena lo hará entre 5,5 y 6,5% con un precio del cobre que promediará los US$3,15.

Sin embargo, los problemas sanitarios aun fuertemente presente en la realidad nacional y mundial, debieran amortiguar las altas expectativas de recuperación económica del país. Este 2021, claramente tendremos un primer semestre con crecimiento negativo y, además, estamos manteniendo un desapego entre la variación de la actividad económica y la tendencia de la tasa de desempleo nacional, aún en enero 2021 por sobre 10%. Si la intensa y exitosa vacunación de la población no logra contener la propagación de los contagios, entonces enfrentaremos un período largo de controles y cuarentenas de parte importante de la población, lo que significara claramente dificultades para recuperar la actividad productiva y lograr tasas de crecimiento del PIB sobre 4,5% para este año.

¡Que así sea!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here