Inversiones en Tiempos de Crisis

0
39

En momentos complejos, donde las condiciones y escenarios se vuelven muy volátiles, los inversionistas pausan sus decisiones de inversión, tomando posiciones más seguras, pero a la vez menos rentables. La máxima de que el mayor riesgo esperado produce un mayor retorno esperado es efectiva, pero a su vez no deja de ser cierto que invertir en tiempos de crisis puede ser rentable, si se cuenta con una matriz de inversiones diversificada.

La volatilidad de los mercados debe entenderse y analizarse conforme sean las causas que la provocan. Tenemos el reciente ejemplo del tweet de Elon Musk donde comentaba que ponía pausa a su decisión de adquirir la red social Tweeter (las acciones cayeron 10%). Otras situaciones son más complejas, tales como la pandemia, que puso de rodillas, entre otras, a toda la industria aeronáutica, hotelera y de turismo. A mayor profundidad y complejidad de la crisis, mayor tiempo esperado en que éste sea absorbida y de igual modo a que la confianza vuelva a los mercados.

La tecnología está jugando un rol muy relevante en este sentido. Existen algoritmos de inteligencia artificial que hacen operaciones automáticas en reemplazo del humano. También existen variados sectores de la economía, donde la tecnología está siendo utilizada para adaptar el modelo de negocio, situación que ha permitido exitosas rondas de levantamiento de capital.

Otros factores adicionales a la tecnología también están comenzando a tener relevancia, tal es el caso de los fondos ASG, referentes a Ambiente, Sostenibilidad y Gobernanza. En otras palabras, ya existen definiciones que están tomando los fondos de inversión para asegurar que los proyectos que financien tengan un compromiso de desarrollo sostenible y de cuidado con el medio ambiente, independiente de lo rentable que pueda ser un determinado modelo de negocio.

Pero qué pasa cuando las complejidades del mercado son autoimpuestas? Cuando las regulaciones en vez de atraer inversión la ahuyentan? Los países requieren de inversión, ya que son la vía por la cual se arman empresas y éstas a su vez proveen recursos frescos a los países vía recaudación tributaria. Este tipo de crisis es la menos manejable de todas, ya que obedece a errores humanos que afectan el rayado de cancha, afectando el desarrollo e imposibilitando un juego de mercado de capitales ágil que movilice los recursos financieros. Es el cáncer del inversionista, cuya único tratamiento es tomar posición de alejamiento en espera que los escenarios decanten, para volver a evaluar en el futuro, ya con hechos consumados. Y así nacen los enroques, donde se saca la plata de un país equivocado en sus planteamientos para llevarla a realizar inversiones en otros mercados donde las condiciones sean no solamente rentables, sino que principalmente estables y de largo plazo.

Las crisis son oportunidades de mejora. De dichas mejoras se presentan oportunidades. Pero mientras menos autoimpuestas sean éstas crisis mayor será la probabilidad de que las inversiones retornen.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here