MODELOS DE NEGOCIO

0
22

Lea la columna de Cristian Martínez, Socio Director de GE&F

Los modelos de negocio son una abstracción de la forma en que una empresa realiza su actividad comercial. Incluye en su definición todas las áreas involucradas para el logro de sus objetivos, incluyendo la estructura financiera, el portfolio de productos y/o servicios, la forma en que se llega al público objetivo, los canales de contacto, etc. Se utilizan para un amplio conjunto de descripciones que representan aspectos centrales de la empresa, incluyendo la misión, los procesos, el mercado objetivo, la oferta de valor, etc.

¿Qué sucede cuando los modelos de negocio no se adaptan? Las empresas simplemente desaparecen, poniendo término incluso a muchos años de exitosa trayectoria.

Veamos algunos ejemplos. Blockbuster, empresa americana líder en el mercado de arriendo de películas y video juegos pasó de abrir 52 locales al año a su total extinción. La industria hotelera está en problemas con la irrupción de Airbnb. Los taxis con Uber. Los bancos ya no requieren necesariamente de sucursales, pues gran parte de los trámites se pueden hacer en línea, de hecho los talonarios se entregan a petición expresa de los clientes y vaya uno a encontrar un lugar donde pueda comprar con ellos.

El punto en cuestión es que las empresas deben adaptar sus modelos de negocio, ya que la tecnología y la transformación digital están imponiendo una nueva realidad. Suele confundirse la transformación digital con la automatización de procesos, no siendo así. La automatización de procesos forma parte de un proceso de digitalización, pero ésta no conlleva cambiar el modelo de negocios de la empresa necesariamente. Es la transformación digital la que sí impone esta restricción.

Los aportes tecnológicos que entregan al mercado las Start Up, la falta de innovación en las empresas, los paradigmas organizacionales, las nuevas tendencias de consumo por parte de un público cada vez más informado, las redes sociales, la pronta llegada del 5G, la cada vez mayor disponibilidad de datos que alimenta modelos predictivos, entre otras, impone a las empresas la necesidad de adaptarse, conllevando cambios en sus modelos de negocio. La regulación avanza más lento que el cambio tecnológico, por lo que conforme ésta se vaya flexibilizando será cada vez más imperioso adaptarse. La pandemia de Covid-19 dejará la herencia del teletrabajo, importante avance para muchas industrias, las que podrán reducir sus espacios de tamaño físico, logrando mayores índices de eficiencia.

Se me viene a la mente las clases de marketing en la universidad, cuando nos hablaban del concepto de las 4P (precio, producto, promoción y plaza). En ese entonces se hablaba poco del cuidado del planeta y mucho menos de poner al cliente al centro. Hoy con la tecnología ni siquiera es necesario establecer segmentos, se puede llegar a cada cliente con una oferta particular de productos conforme sus gustos. El mundo cambió, y las empresas deben adaptarse para mantenerse operativas, rentables y vigentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here