Capitalismo De Stakeholders: ¿El Nuevo Paradigma Empresarial?

0
46

En realidad de nuevo nada, ya hace casi dos décadas un prestigioso y conocido en el ámbito del management Michael Porter (el mismo de las 5 fuerzas de Porter), publicaba un artículo en el Harvard Bussiness Review llamado “ La Creación de Valor Compartido” en donde introducía la idea de redefinir los propósitos de las corporaciones empresariales con base a lo que llamó la creación de valor compartido con sus stakeholder, uniendo firmemente la eficiencia económica con el progreso social.

Una idea claramente innovadora y en manifiesta discordancia con el “ShareHolder Capitalism” o capitalismo de los accionistas, corriente ampliamente aceptada por la comunidad económica e impulsada por la escuela de Chicago, cuyo máximo exponente, Milton Friedman, afirmaba que la principal responsabilidad de una corporación era maximizar su beneficio.

Porter no solo iba más lejos, sino que percibía un horizonte en el largo plazo en el que los modelos de producción se enfrentarían a un desgaste y depredación de los ecosistemas naturales que tendría que necesariamente decantar en una nueva forma de ver y operar los negocios en donde a la par que se creaba valor económico, también se debían abordar las problemáticas y desafíos de la sociedad, desembocando ello en una ventaja competitiva para la organización.

El tiempo le daría la razón a Porte, y es así como en agosto de 2019, 181 miembros de la Business Roundtable (que reúne a los CEOs de las principales empresas norteamericanas) firmaban un acuerdo para liderar que los beneficios de sus compañías fueran a beneficiar no solo a sus accionistas, sino que a todos su stakeholders: clientes, proveedores, empleados, comunidades, medio ambiente, etc.

Puede ser que el concepto no esté tan difundido, pero el link a los conceptos de sostenibilidad surge rápidamente y nos debería hacer más sentido… el tripe impacto en los modelos de negocios debe ser internalizado por todo empresario, pues llagaron para quedarse: los negocios deben entregar valor económico, pero no deben estar aislados del valor social y del medioambiental… esa cadena de valor debe incorporarse en el ADN de nuestros modelos de negocios y hacerlos mutar para que acoplen a los nuevos escenarios y desafíos que se nos presentan.

Muchas veces la vorágine de las operaciones no nos permiten ver la magnitud de la nueva ola que se nos viene encima, pero la invitación es a levantar la cabeza y preparar los “músculos” para lo que se viene… quienes no lo entiendan así quedarán fuera de un mercado que será cada vez más exigente con la forma de actuar de las empresas, y ojo, de todo tamaño, esto no es una tendencia solo para las grandes, las cadenas de valor de las grandes empresas estarán obligadas a elegir a los proveedores que sintonicen con las demandas y exigencias del mercado y esto está a la vuelta de la esquina.

Hoy mismo se está discutiendo en la Cop 27 en Egipto, temas peliagudos respecto a cambio climático y compensaciones de los países más contaminantes.

Muy impresionante el llamado del representante del gobierno de Tusalú uno de los estados más pequeños del mundo, donde el lugar escogido, hoy está bajo varios cms del mar donde hace un par de años había tierra firme.

Tenemos en nuestras manos la titánica tarea de entregarles a nuestros hijos un planeta igual o mejor como el que nos entregaron nuestros padres, el camino es cuesta arriba y contra el tiempo, el comprender hoy que los negocios debemos hacerlos respetando el medioambiente y la sociedad donde tenemos nuestras operaciones debe ser incluido en nuestro mapa de negocios hoy, todo y todos suman, no necesitamos a 10 empresas haciéndolo perfecto, necesitamos a 100.000 haciéndolo regular… pero intentándolo, el efecto es multiplicador.

Claudio Covacevich P.
Gerente Sostenible-Mente Spa
www.sostenible-mente.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here