“Proyectos como Dominga pueden ser un soporte significativo a resolver graves problemas sociales. No podemos desperdiciar la enorme oportunidad que tenemos”

0
267

Nuestro medio conversó con el importante ejecutivo, quien se ha preocupado de aclarar varias de las dudas que muchos empresarios tienen en relación a la puesta en marcha del proyecto Dominga y las implicancias que este podría tener con la economía del Barrio Industrial; esto, ademas de otros temas que aboridamos en la siguiente enrevista:


Francisco, para ponernos en contexto: ¿En qué está Dominga hoy?


Dominga está tratando de poder obtener su permiso ambiental, trámite que a nuestro pesar se ha retrasado demasiado por razones ajenas al plano técnico. Como es de público conocimiento, tras el proceso evaluación ambiental, el proyecto se emitió un Informe Consolidado de Evaluación Ambiental (ICE), que recomendó la aprobación del proyecto, el proyecto fue rechazado por la Comisión Regional de Evaluación Ambiental y posteriormente en el Comité de Ministros. Después apelamos al Tribunal Ambiental, el cual nos dio la razón, y, recientemente, la Corte Suprema determinó que el Tribunal Ambiental debe ahora referirse sobre el fondo de las reclamaciones que existen contra el proyecto. Esperamos demostrar en esa instancia la consistencia de nuestro proyecto desde un punto de vista técnico, ambiental y social.


¿Cuál es el escenario que Dominga vislumbra con las empresas regionales, existe algún tipo de programa de desarrollo de proveedores orientado a reducir las brechas de los empresarios para alcanzar los requerimientos que Dominga necesita para sus procesos?


Nuestro compromiso con las empresas regionales es total. Estamos empeñados en hacer de Dominga una experiencia ambiciosa en cuanto a la provisión de bienes y servicios locales. Para lograr este objetivo tenemos una enorme ventaja debido a la ubicación geográfica del yacimiento, su cercanía con ciudades como Coquimbo y La Serena, hacen que de manera natural la mayoría de los servicios necesarios para abastecer y dar soporte a la construcción y operación de Dominga se contraten desde estas ciudades. Por lo tanto, existirán innumerables oportunidades para los empresarios y trabajadores de la región.
Hemos escuchado a los gremios locales y sus dirigentes. Nos parece que trabajando conjuntamente y adecuando las políticas comerciales es posible brindar oportunidades para que las empresas locales puedan competir con mayores ventajas. En este ámbito, el año 2017 diseñamos un portal de registro de proveedores regionales, lamentablemente producto de los obstáculos que encontramos se debió postergar. Esperamos, prontamente retomar esta iniciativa.

Dado el presente momento social que vive nuestro país, el que sin duda ha generado temor por parte del empresariado en cuanto a sus ingresos para este y los próximos años, considerando el efecto que pudiese tener en la economía. ¿Que aporte significativo y concreto podría tener la puesta en marcha del proyecto para la empresa regional, el trabajador y la economía?


Muchas personas nos han señalado que si Dominga antes del estallido era necesario hoy es indispensable para el desarrollo económico y social de la región. Uno de los factores que más nos impulsa a sacar adelante este proyecto es el tremendo respaldo que hay en la región y la gran expectativa que existe en su materialización. El impacto del proyecto en la región será inmenso y se verán beneficiados positivamente otros sectores como el turismo, el transporte, la hotelería, el gastronómico, la infraestructura, el inmobiliario, entre otros. Dominga pasaría a representar del orden de un tercio del PIB regional. No olvidemos que estamos hablando de una inversión del orden de los US$ 2.500 millones, lo que lo convierte en el único gran proyecto de esta escala en la zona.

Es sabido que Dominga es un proyecto que ha generado diferentes opiniones en la sociedad, algunas muy positivas y otras no tanto. ¿Crees que pudiese afectar en cuanto a las autorizaciones finales para el proyecto el hecho de no “mover las aguas” en el grupo de los descontentos?


En el campo de las opiniones la más valiosa de todas es la voz de La Higuera y de la región, donde tenemos mayoritariamente un importante respaldo. Uno de los aprendizajes mas importantes tras el estallido social es la desconexión de las élites con la realidad de los territorios, con los anhelos y dolores de la gente. La angustia de las familias que deben convivir con el problema del desempleo, los desvelos de empresarios regionales que han visto un estancamiento en sus negocios o la falta de agua para consumo humano, que antes mencione, son realidades que esperamos se tengan en cuenta. Proyectos como Dominga pueden ser un soporte significativo a resolver estos graves problemas sociales. No podemos desperdiciar la enorme oportunidad que tenemos.
En relación a la industria y los empresarios de nuestro barrio ¿Los ves preparados en cuanto a procesos y tecnología para poder atender las posibles necesidades de Dominga en la generación de negocios?
Hemos ido construyendo una sólida relación de colaboración con los dirigentes quienes nos han planteado los desafíos que enfrentan como barrio. Creemos qué hay un enorme potencial para establecer una alianza estratégica entre el barrio y Dominga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here