EMPRESAS FAMILIARES EN CHILE: EL MOTOR DE LA ECONOMÍA NACIONAL

0
153

Pocas veces le tomamos el real sentido a la importancia de este tipo de empresas, por el “romanticismo” de la palabra “FAMILIAR” en su definición, pero bien, debemos cambiar ese paradigma, ya que sin ellas la economía chilena simplemente no funcionaría.

En esta edición quiero referirme a las empresas familiares, principalmente porque este tiempo de pandemia se ha puesto en la palestra el tema de las ayudas fiscales, a propósito de el impacto que esta ha causado en la economía de los negocios. Es importante para nosotros, como medio, poder visibilizar el aporte que estas hacen, y principalmente porque en el Barrio Industrial también son importantes y han forjado el posicionamiento de nuestra economía como territorio empresarial, como región y como país.

¿Sabías que en Chile hay cerca de 160 mil empresas familiares y que ellas tienen contratadas a mas del 40% de la fuerza laboral nacional? – Son números tremendamente importantes que son dignos de comentar y de ser consideradas, por ejemplo, en estos tiempos de elecciones y del inicio del proceso de redacción de la nueva constitución chilena.

Todos, sin duda alguna conocemos a algún emprendedor, hombre o mujer que ha tomado la opción de hacer empresa, muchos son negocios pequeños, pero varios otros también se han convertido en grandes cadenas o conglomerados y que comparten la misma esencia: La convicción orientada al éxito y el desarrollo.

Hoy, desde Somos Industrias queremos valorar estas ideas que se han convertido en negocios, apoyando siempre su difusión mediática, exponiendo públicamente su quehacer y entregando información que sirva para su crecimiento y su avance hacia el cumplimiento de los objetivos comerciales que se han planteado.

La realidad de las empresas familiares en Chile nos indica que el 90% de ellas son micro o pequeñas empresas, el resto se distribuye entre grandes empresas (2,6%) y otro tipo de denominaciones de negocios que contempla la clasificación de negocios en Chile. Ciertamente son números importantes, realidades que nos invitan a apoyar este tipo de negocios. Mi llamado es ese, a preferir lo familiar, a valorarlo, a potenciarlo por medio de la inversión y la compra de sus productos o servicios, a recomendar y ¿Por qué no? También a atreverse a hacer empresa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here