EMPRESAS FAMILIARES: LA IMPORTANCIA DE LA SUCESIÓN

0
71

Los empresarios construimos día a día nuestro proyecto de vida, donde la empresa es el cerebro y el corazón es la familia. Cuando el empresario se convierte en padre, la empresa se convierte en el motor que hará realidad sus proyectos de vida y la de sus hijos y cuando se dan cuenta que los hijos se involucran en los temas de la empresa, buscan desesperadamente hacer que los valores y su historia, así como los objetivos propuestos se traspasen
a sus sucesores.

Es una realidad que las empresas familiares siendo bien administradas, pueden ser más rentables incluso que las que no lo son. Existe un sentido de permanencia y continuidad, resisten de mejor manera las crisis económicas y se crean vínculos más estrechos con sus trabajadores.

Pero cuando las cosas no están claras, cuando no existe planificación, cuando las responsabilidades no están escritas, cuando los rangos de poder y autoridad se contraponen, pueden convertirse en un desastre, que traspasa la puerta de la empresa y también la de sus hogares.

El empresario chileno es tradicional, las formas de trabajo probadas son las que prevalecen y la empírica en los negocios a veces son una barrera generacional frente a las nuevas ideas que fluyen más rápido en las nuevas generaciones, que traer consigo un mayor riesgo, mas tecnologías y nuevas formas de administración y gestión, donde la imagen corporativa y las redes sociales toman un protagonismo interesante para los nuevos desafíos de las pymes familiares.

Es aquí donde los diversos intereses, habilidades y la profesionalización de los miembros de la empresa se vuelven relevante, más aún en posiciones gerenciales para resguardar los cargos de mayor importancia y que estos, estén destinados a los parientes y no a personal externo.

Es aquí cuando la sucesión se convierte en un proceso fundamental para la permanencia de la empresa en el mercado y sus proyecciones futuras.

Por lo tanto, si se quiere preservar la historia de la empresa, convertirla en una empresa familiar, con los valores y la particularidad que tiene una pyme, se requiere de un doble esfuerzo, pero también una doble satisfacción, entregar el fruto del trabajo de tantos años a las nuevas generaciones, es la realización personal, familiar y la herencia que todo padre anhela dejar a sus hijos. Feliz día del padre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here